La Editorial Uniagustiniana nace como una parte del cumplimiento de los procesos misionales trazados para la Universitaria Agustiniana dentro de su Plan de Desarrollo Institucional 2013-2018 “Hacia la Universidad Agustiniana que queremos” y con el objetivo primordial por difundir y hacer visibles los resultados de proyectos de investigación y de la experiencia docente de sus profesores a la comunidad académica, científica y general.

Hasta el año 2016, la Uniagustiniana contaba con un Centro de Publicaciones encargado de gestionar los procesos editoriales de la Institución. No obstante, y dada su visión de ser líder en procesos académicos e investigativos que contribuyan a la transformación social del país y su compromiso con el desarrollo académico e investigativo para avanzar hacia el reconocimiento como Universidad, se propone la creación de la Editorial Uniagustiniana como la dirección encargada de formular las políticas y los procesos editoriales de la Universitaria Agustiniana con base en el contexto institucional, nacional y las tendencias mundiales en edición académica más importantes en la actualidad. Para este propósito, la base fundamental incluyó los principios, los conceptos, y la caracterización de las publicaciones propuestas previamente mediante Resolución Rectoral No. 041 del 19 de julio de 2016. Adicionalmente, la nueva propuesta implicaba la reorientación del proyecto editorial, es decir, a la transición del centro de publicaciones a una editorial universitaria, con miras a aportar significativamente a los propósitos misionales de la Institución (PDI, 2012) y consolidar una unidad que permita la validación de textos como productos de investigación, bajo estándares de alta calidad editorial, y de fácil acceso para los lectores.

De este modo, el 22 de junio de 2017, el Consejo Académico de la Universitaria Agustiniana aprobó la creación de la Editorial Uniagustiniana a través del Acuerdo n.° 122. En este mismo documento se determinaron el objetivo y las funciones de la Editorial con miras al fortalecimiento continuo de sus políticas y la consolidación de un catálogo que incluya obras relevantes para la comunidad académica y al público al cuál se dirigen.